Opinión

Antofagasta

El Deber Hace 3/22/2018 8:00:00 AM

Escucha esta nota aquí

Es obvio que los alegatos ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) son seguidos también por los chilenos y el lugar donde hay más expectativa es la provincia de Antofagasta.

Su capital es gobernada por una alcaldesa que tiene un discurso radical en contra de Bolivia, Karen Rojo. Así, mientras en Bolivia se preparaba ‘la gran oleada azul’, ella convocaba a los antofagastinos a izar la bandera de Chile para demostrar la voluntad de sus habitantes de seguir siendo parte de ese país.

Su posición se entiende, porque se trata de una política, pero el detalle es que, en medio de todo, lanza afirmaciones generales como aquello de que Antofagasta siempre fue de Chile.

Todo comenzó con el presidente Evo Morales, quien señaló, en La Haya, que “Antofagasta fue, es y será territorio boliviano”. Su homólogo Sebastián Piñera replicó señalando que “de acuerdo al Tratado de 1904, Antofagasta ha sido, es y seguirá siendo chilena”. Rojo le secundó desde su comuna y hasta llegó a decir que el presidente boliviano “no está bien de salud mental”.

La verdad es que Antofagasta fue territorio boliviano y decir lo contrario sería mentir. La tesis de que el antiguo departamento boliviano del Litoral, donde se encontraba Antofagasta, pertenecía a Chile desde tiempos coloniales fue acuñada, sin éxito, en la dictadura pinochetista y, como se ve, fue heredada por los sectores conservadores de ese país.

Entre los muchos documentos que lo demuestran está, por ejemplo, una carta geográfica que el entonces teniente letrado del Gobierno de Potosí, Pedro Vicente Cañete, elaboró en 1787 para acompañar a un informe que fue elevado al virrey del Río de la Plata, Nicolás del Campo. En la carta aparecen los seis partidos de la entonces provincia de Potosí: Chayanta, Lípez, Tarija, Chichas, Porco y Atacama.

El departamento del Litoral se fundó el 2 de enero de 1867 sobre la base del antiguo partido de Atacama. El 22 de octubre de 1868 se fundó la ciudad de Antofagasta en la caleta de La Chimba. En 1875, la capital del Litoral fue trasladada desde San Pedro de Atacama a Antofagasta.

Entonces, Antofagasta fue boliviana y eso debe quedar tan claro como que no volverá a serlo. El actual proceso ante la CIJ no busca la restitución del Litoral, ni de Antofagasta. Los límites fueron definidos por el tratado de 1904, pero queda pendiente el problema de la cualidad marítima de Bolivia. Lo que se pretende es que Chile vuelva a la mesa de negociaciones para hablar sobre este tema, no el otro.