Escucha esta nota aquí

Lourdes Omoya, directora de la estatal Boliviana de Turismo (Boltur), ha informado que el paro cívico que vive Potosí ha generado pérdidas que superan los dos millones de dólares en la actividad turística. Advirtió que el conflicto social perjudica la imagen del país y costará revertir esta situación que será afrontada con mucho empeño.

Potosí está paralizada y aislada del resto del país desde el pasado 6 de julio, a causa de una huelga y los bloqueos de carreteras encabezadas por el Comité Cívico Potosinista (Comcipo) en reclamo de los proyectos económicos y sociales para combatir la pobreza que afecta a ese departamento.

“Hasta hace unos días atrás, se daba un estimado de una pérdida de alrededor de dos millones de dólares en la actividad turística. Seguramente esta cifra puede ir sumando porque muchos grupos que tenían ya organizado su viaje para llegar a Bolivia han cancelado y obviamente esto hace que Bolivia pierda en vez de avanzar”, señaló Omoya.

Este jueves los líderes cívicos de Potosí retornaron a esa región tras fracasar las negociaciones con el Gobierno para resolver las demandas potosinas de desarrollo regional.