Escucha esta nota aquí

Tras una inspección que realizó al Parque Nacional Noel Kempff Mercado, el vicepresidente del Estado, Álvaro García Linera, propuso trabajar en un sistema de vigilancia y control que permita crear un sistema turístico seguro para la habilitación de estas áreas.

“Hay que planificar, de manera conjunta, con el municipio de San Ignacio de Velasco, con la Gobernación, si fuera necesario, el Ministerio de Turismo y las Fuerzas Armadas, para crear un sistema de vigilancia suficientemente sólido y fuerte de control del Parque Nacional Noel Kempff Mercado, que permita un sistema de turismo contemplativo”, explicó.

De igual manera, dijo que este sistema debe generarse para lograr una mayor actividad turística con protección del Servicio Nacional de Áreas Protegidas (Sernap) y de las tres fuerzas militares, el ejército, la naval y la aérea.

García Linera recordó que antes había tres pistas en el parque, pero estas fueron abandonadas y, pese a ello, hace un mes una avioneta brasileña intentó aterrizar en una de estas pistas abandonadas. “Antes, la gente inescrupulosa utilizaba las pistas para el narcotráfico y eso ya fue controlado”, afirmó.

Destacó que este parque es una de las áreas protegidas de Bolivia más importantes, ya que tiene una gran reserva de flora y fauna, además de una significativa diversidad de pisos ecológicos.

“Esta es una de las zonas y de los parques más maravillosos del mundo que tiene una diversidad y una fauna extraordinaria, con cataratas impresionantes, ese es nuestro parque Noel Kempff”, dijo.
Esta reserva natural está a orillas del río Iténez, que sirve de límite natural con Brasil, a 700 kilómetros de la capital de Santa Cruz, al noreste del departamento