Escucha esta nota aquí

Juan Choque Villca (30), pastor de la iglesia Bethesda y potosino de nacimiento, contaba los minutos para ir a descansar, tras una larga jornada de trabajo. Compartía los últimos momentos del día en la tienda de su novia, Fabiola Chusgo, con quien en los próximos meses tenía previsto contraer matrimonio; sin embargo, dos jóvenes, dopados con clonazepam y con antecedentes penales, truncaron los planes de Villca y, aún más, su vida.

Al promediar las 23:50, los exreclusos Gabriel Zenteno (18) y Raúl Pérez (20), que venían de golpear a un par de jóvenes, molestaron a la pareja que compartía una gaseosa fuera de la tienda de Chusgo, ubicada a dos cuadras de la rotonda principal del Plan Tres Mil. Tras dimes y diretes de parte de los intrusos, sacaron un cuchillo de comedor y atacaron a Villca por la espalda y lo apuñalaron seis veces, principalmente en el estómago y en el costado derecho.

La muerte fue instantánea. Inmediatamente después del suceso, taxistas y vecinos que presenciaron el ataque se comunicaron con los efectivos de la Felcc, el Gacip y del DP3, que acudieron al lugar y tras una persecución aprehendieron a los presuntos asesinos ocho cuadras más adelante. Además de los dos exreclusos, los efectivos detuvieron a dos de sus amigos.

Edwin?Rojas, director de la Felcc del Plan Tres Mil, narró el suceso y coincidió con los relatos de un taxista y del pastor de Choque, Mario Muñoz. El cuerpo de la víctima fue trasladado a la morgue y tras diversos trámites lograron sacarlo y velarlo en la iglesia Nueva Betel, en la zona del mercado La Campana. El caso de los exreclusos fue derivado al fiscal José Morales