Escucha esta nota aquí

Los jugadores de Real Potosí decidieron levantar la huelga este viernes y entrenar por su cuenta para salvar al club potosino de la zona del descenso de categoría. El equipo reanudó su trabajo bajo órdenes del técnico Sergio Apaza para buscar sacarle puntos a Universitario, el domingo (15:00) en Sucre.

El plantel tendrá dos entrenamientos para buscar el mejor equipo que logre sacarles un punto a los doctos y mantenerse lejos del descenso directo de categoría. En la primera ronda empataron 1-1 en la Villa Imperial.

Se conoce que existe frustración por parte de los jugadores, ya que ningún directivo de Real Potosí se hizo presente en el entrenamiento de esta mañana en Cantumarca. El plantel analizó sus posibilidades y se decidió tratar de auto-administrarse, para lograr buenos resultados y cobrar de las recaudaciones que se genere en los siete encuentros de local de la segunda rueda.

El plantel también esperará el apoyo de la hinchada para recaudar fondos para los sueldos y algunos gastos logísticos que se tiene en el equipo. En contacto con los medios de Potosí, Apaza se quejó que sólo se entrena con ocho balones y no existe gestión para solicitar a la FBF, más pelotas para las prácticas.

Socios molestos

Los socios, mediante el presidente del Tribunal de Honor, Juan Carlos Palmero, manifestaron su molestia total con el presidente Calixto Santos que hasta el momento no asume las riendas del equipo. La sociedad buscará recursos para financiar el costo económico del viaje a Sucre que debe realizarse el sábado por la tarde.