Escucha esta nota aquí

El exdictador boliviano Luis García Meza (1980-1981) pidió una reunión con el presidente Evo Morales para proporcionar información sobre el paradero de los restos del líder socialista Marcelo Quiroga Santa Cruz, asesinado y desaparecido en 1980, informó hoy su abogado Frank Campero.

El letrado confirmó a los medios que se envió una carta a Morales para solicitar ese encuentro en el que García Meza revelaría más elementos sobre Quiroga Santa Cruz, asesinado en las primeras horas del golpe que el militar protagonizó el 17 de julio de 1980.

En la misiva, García Meza "le dice que le va a dar mayores elementos sobre dónde se encuentra Marcelo Quiroga Santa Cruz y qué es lo que ha pasado en su momento", declaró Campero.

García Meza quiere ayudar

Según el abogado, para ello García Meza solicita ser parte de la Comisión de la Verdad que el país se propone crear para esclarecer los crímenes de las dictaduras y gobiernos de facto que vivió Bolivia, entre 1964 y 1982.

García Meza declaró la semana pasada a medios bolivianos y posteriormente ante la Fiscalía, que los restos de Quiroga Santa Cruz están en una hacienda que es propiedad de la familia del también exdictador Hugo Banzer, fallecido en 2002.

El Ministerio Público ha decidido reactivar este caso tras las revelaciones del exdictador, similares a las realizadas en 2010 por otro exmilitar, quien también señaló ese lugar como el supuesto paradero del líder socialista asesinado.

Banzer dirigió dictatorialmente Bolivia entre 1971 y 1978 y después fue elegido en las urnas para el período entre 1997 y 2001, cuando, enfermo de cáncer, renunció al poder.

García Meza, de 85 años, está internado en Cossmil desde octubre pasado por problemas cardíacos.