Escucha esta nota aquí

Con 55 años de edad, Evo Morales juró hoy por tercera vez consecutiva como presidente constitucional del Estado Plurinacional de Bolivia, con la mira puesta en superar el tiempo que permanecieron en el poder Andrés de Santa Cruz y Calahumana y Víctor Paz Estenssoro. 

Nacido en Oruro, Orinoca, el mandatario ganó las elecciones de 2005 con un 54 por ciento de los votos y asumió su primer mandato el 22 de enero de 2006, luego fue reelecto con el 64,22 por ciento en 2009 para asumir su segundo mandato en enero de 2010.

Volvió a vencer en las justas de octubre de 2014 con el 61,36 por ciento de los votos y encara su nuevo periodo electoral con el desafío de superar un panorama económico adverso por la baja de los precios de las materias primas, como el petróleo y una severa crisis en la administración de justicia. 

Morales recibió de manos de Álvaro García Linera, titular nato de la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP), la medalla y banda presidencial, junto con el bastón de mando, símbolos del poder de los que se despojó minutos antes en Palacio de Gobierno. 

Con el pulzó izquierdo en alto y la palma de la mano derecha en el corazón, Evo recibió su investidura, sonriente, abrazó al vicepresidente y levantó la mano en señal de saludo a todos los presentes en el Legislativo. 
,

La posesión del vicepresidente

Minutos antes, Álvaro García Linera asumió, también por tercera vez, como vicepresidente constitucional del Estado Plurinacional de Bolivia y presidente nato de la Asamblea Legislativa, tras darse lectura a la Ley de proclamación de ambos mandatarios.

La autoridad se mostró sonriente y seguro, agradeció la oportunidad de servir nuevamente al pueblo boliviano, calificó de histórico el momento y procedió a saludar a todas las comitivas y mandatarios de países amigos que arribaron a Bolivia.