Escucha esta nota aquí

Twitter afirmó estar investigando las amenazas de simpatizantes del Estado Islámico (EI) contra su fundador a raíz de la decisión de la red social de bloquear las cuentas de los yihadistas.

"Un equipo de seguridad está investigando la veracidad de las amenazas en colaboración con las autoridades relevantes", afirmó la red social en un comunicado este lunes.

El grupo yihadista EI publicó el domingo una amenaza en el sitio JustPaste.it advirtiendo al cofundador de Twitter Jack Dorsey de que su "guerra virtual" desencadenaría una verdadera guerra contra él.

La amenaza escrita en árabe advierte de que Twitter es "un objetivo para el califato".

"Te dijimos desde el principio que ésta no era tu guerra, pero no lo entendiste y seguiste cerrando nuestras cuentas en Twitter, pero 
nosotros siempre atacamos de vuelta", amenazaron los simpatizantes
de EI, grupo yihadista que quiere crear un califato en un área
extensa de Irak y Siria.

"Jack, ¿cómo protegerás a tus empleados cuando su cuello esté en
juego
?", señaló EI en su amenaza en la Red, en la que lamenta que
Twitter haya cerrado, de forma sistemática, las cuentas de los
simpatizantes del grupo radical. 

Las reglas de Twitter prohíben la publicación de amenazas
directas
contra otras personas.

Tanto Twitter como otras redes sociales han cerrado cuentas de
simpatizantes
del Estado Islámico desde el pasado mes de junio de 2014.

La red social, fundada en el año 2006, tiene más de 500 millones
de usuarios.