Escucha esta nota aquí

Fernando Gonzáles, dirigente del transporte libre, fue muy crítico al referirse a la actual situación que viven los choferes ya que, según él, los talleres de conversión de gas se están aprovechando de la desgracia ocurrida el pasado martes en el que un vehículo explotó en un surtidor por fallas en su cilindro y ahora no pueden cargar gas porque están bloqueados.

La denuncia pasa porque hay vehículos con equipos "prácticamente nuevos" de solo tres meses, que no pueden cargar combustible. "No nos pueden bloquear así, de la "noche a la mañana; después de la explosión, bloquearon a todo mundo", dijo Gonzáles a Unitel.

Puedes leer: Recalificación de cilindros en aumento

Según el dirigente, se "están haciendo cobros irregulares" y de forma "maliciosa", los talleres no registran a los vehículos para obligarlos a pagar.

"Si quieren hacer la recalificación se debe programar, queremos reunirnos con los responsables y proponerles que se registre por orden de placa y que se haga de forma pública con presencia de los medios de comunicación".

Claves para evitar riesgos en carga de combustible

Por su parte, el director de EEC-GNV, Fernando Salinas, explicó a EL DEBER que en la recalificación se hacen pruebas de presión hidráulica y de desgaste, ultrasonido y medición de espesores. “Si hay un cilindro malo, será reemplazado gratis por uno de similar capacidad”, dijo.