Escucha esta nota aquí

La actriz Scarlett Johansson ya no interpretará al personaje transexual Dante Tex Gill en la película Rub & Tug después de la polémica en la que se vio envuelta al aceptar el papel.

Varios actores transgéneros criticaron la elección de Johansson, pidiendo que se dieran más oportunidades a la comunidad trans en Hollywood. Según el último estudio del Instituto de Medios GLAAD, organización que anualmente entrega galardones a aquellos programas que apoyan al colectivo LGTBI, la mayor parte de los papeles de transexuales son interpretados por actores que no lo son.

"A la luz de las recientes cuestiones éticas planteadas en torno a mi elección para interpretar a Dante Tex Gill, he decidido retirar respetuosamente mi participación del proyecto", afirmó la actriz de 33 años a la revista Out. La película, basada en hechos reales y dirigida por Rupert Sanders, narra la historia de DanteTex Gill, transexual que dirigió una cadena de casas de prostitución en las décadas de los 70 y los 80. 

"Nuestra comprensión cultural de las personas transgénero continúa avanzando, y he aprendido mucho de esa comunidad desde que hice mi primera declaración sobre este tema, y me di cuenta de que, aceptar el papel, era insensible", agregó Johansson. 

La actriz estadounidense mencionó a GLAAD, subrayando que "los datos presentados por la organización revelan que los personajes LGTBI en la ficción cayeron un 40% en 2017 respecto al anterior año, sin representación de personajes trans en ningún lanzamiento importante de estudio".

Una de las mayores críticas a Scarlett Johansson llegó de la actriz Trace Lysette, conocida por su trabajo en la serie Transparent. Que escribió en su cuenta de Twitter: "¿Entonces pueden seguir interpretándonos pero nosotros no podemos interpretar a ustedes?". 

En su declaración a la revista, Scarlett también recalcó: "Aunque me hubiera gustado interpretar a Dante, entiendo por qué muchos sienten que debería ser una persona transgénero la que interprete el papel". A continuación, la actriz agradeció el debate generado, y ha reconocido que su elección para dar vida al personaje fue polémica, porque, según ella, "ha permitido ahondar en la cuestión de la diversidad en las películas".  

Esta no es la única polémica que ha afectado a Johansson en los últimos años. El último ejemplo fueron las críticas generadas a raíz de su interpretación de la comandante japonesa Motoko Kusanagila en la película Ghost in the Shell. Muchos espectadores cuestionaron la elección de la actriz para este papel, que en su versión original era asiático.