Escucha esta nota aquí

Solucionados los conflictos con los vecinos que viven al frente del actual relleno sanitario de Normandía, ahora la comuna se prepara para la consulta pública con los vecinos del nuevo espacio en el que se asentará el nuevo vertedero, que está a ocho kilómetros del actual y que espera consolidar su ficha de impacto ambiental, que debe entregarle la Gobernación.

Johnny Bowles, gerente de Emacruz, también explicó que si bien la Alcaldía buscará cerrar Normandía antes del plazo de 12 meses fijado por la Gobernación para que se mantenga operable, su total desactivación demandará al menos 15 años, tiempo en el cual se deben realizar permanentes monitoreos de la descomposición de las montañas de basura que hay y que han ocupado gran parte de las más de 50 hectáreas del lugar.

Lee también: