Escucha esta nota aquí

La casa de los padres del portero mexicano Guillermo Ochoa, que ha causado sensación por sus atajadas en el Mundial Rusia 2018, fue blanco de un robo, con un botín consistente en varios objetos de valor, informó este sábado la fiscalía de la capital.

El robo se produjo el viernes cuando la casa, localizada en un sector residencial del sur de Ciudad de México, se encontraba sola.

"El inmueble tenía las puertas abiertas, cajas de seguridad forzadas y hacían falta diversos objetos de valor", señala un comunicado de la fiscalía de Ciudad de México.

El robo fue comunicado a los propietarios de la vivienda por un empleado de la misma. La fiscalía no precisó si los padres de Ochoa se encuentran en la capital mexicana.

También puedes leer:

"Al domicilio acudieron peritos especialistas en criminalística, fotografía, dactiloscopía y valuación para realizar las indagatorias correspondientes", añadió el comunicado.

En algunos medios mexicanos circulan supuestas fotografías de cómo habría quedado la vivienda luego del robo, con cajones abiertos y distintos objetos regados por el piso.

Ochoa, de 32 años y que juega en el Lieja de Bélgica, es unos jugadores del selectivo mexicano más aclamados por la afición por sus espectaculares atajadas que salvaron a México en la fase de grupos de Rusia-2018.

Según un informe estadístico de la FIFA, en esa primera fase ‘Memo’ fue el portero más requerido del Mundial con 17 paradas, aunque también recibió 4 goles, 1 de Corea del Sur y 3 de Suecia.

Ochoa volverá a tener acción el próximo lunes cuando México se encuentre con Brasil en los octavos de final en la ciudad de Samara.