Escucha esta nota aquí

Siempre sorprendiendo. No solo es bueno para las producciones teatrales, sino también para labores de jardinería. Sí. Así es. Ubaldo Nállar aprovechó la lluviezanga que cayó en Santa Cruz para salir en un carro, con su primo Andrew Eguía, y plantar árboles en la ciudad.

No es primera vez que lo hace. Ya se dedica a aquello hace seis años. Y todo comenzó de una manera "egoísta", al menos así lo afirma el gestor cultural. Ya estaba cansado de salir con Federico (su perrito fiel) al supermercado y no encontrar mucha sombra en el camino. Y entonces decidió ponerse manos a la obra y dedicarse a colocar plantitas alrededor de su trayecto entre su casa y dicho lugar.

Ahora, fruto de esa loable acción, hay ocho árboles que ya brindan su generosa sombra en las calles del barrio California, donde vive el también propietario del tradicional café Lorca. Y bueno, al parecer esto de dedicarse a la jardinería fue contagioso porque los vecinos, curiosos ellos, se acercaron a Ubaldo y también le pidieron plantines para colocarlos en la zona. Después, aparecieron con sus propias plantas.

Pero no solo se trata de colocar un arbolito cualquiera. El director de la Santa Cruz Shakespeare Company contó que se informó antes de realizar esta pintoresca actividad. Y se enteró de que solo se pueden poner especies ornamentales y no frutales. Además, brinda consejos para que cualquiera lo haga.

Tomá nota:

- Debe haber una distancia de 7 a 9 metros entre árbol y árbol.

- Los arbolitos no deben colocarse debajo de los cables de electricidad.

- Si se los pone cerca de una casa deben estar alejados de la barda al menos con 2 metros de distancia.

 

"El tema ecológico no solo es responsabilidad del Estado, sino de cada persona. La única forma de hacerle frente a la lluvia, al viento o al sol es creando espacios urbanos", manifestó. 

Las fotos de la hazaña están en su cuenta de Facebook. Ya le 'llovieron' los comentarios y muchos 'me gusta'. "Era que le hayas puesto de protección una botella cortada a ambos extremos. Pasan después los podadores con las desbrozadoras y las terminan cortando. Pero muchas felicidades. Buena iniciativa", anotó Mauricio Herrera. Y la escritora Sarita Mansilla puso: "¡Qué linda iniciativa! Felicidades". 

En este último paseíto Ubaldo y su primo Andrew Eguía salieron con sus palas a una avenida cercana y colocaron 12 arbolitos, entre tajibos, siete copas y pororós. Pronto estos serán adultos y serán aprovechados por todos los vecinos del barrio California, donde el productor artístico vive hace 14 años. 

La pregunta es: ¿Ya hay más sombra para Ubaldo y Federico? Y la respuesta es: "Sí". Aplausos merecidos.