Escucha esta nota aquí

La mitad del archipiélago nipón se encuentra este jueves en alerta meteorológica ante la llegada del poderoso tifón Nangka, prevista en torno a las 21.00 hora local en el sur del país, y cuya evolución ya está causando cuantiosas lluvias y fuertes vientos.

El Nangka, el undécimo tifón de la temporada, se desplaza en estos momentos por el Pacífico occidental con dirección al suroeste de Japón, a una velocidad de 20 kilómetros por hora y arrastra vientos de casi 200 kilómetros por hora, según informó la Agencia Meteorológica de Japón en su página web.

Se prevé que el tifón genere precipitaciones abundantes y fuerte oleaje, por lo que se ha declarado la alerta roja meteorológica (el segundo nivel en una escala de tres) en gran parte de las prefecturas del sur, el este y el centro de Japón.

En Shikoku (suroeste), las autoridades han recomendado la evacuación de unas 235.000 personas, según informó la cadena estatal nipona NHK.

Además, hoy han sido cancelados 152 vuelos, la mayoría de ellos conexiones entre Shikoku y Tokio, así como otros 80 previstos para el viernes, según anunciaron las principales aerolíneas niponas.

La JMA ha alertado también sobre la posibilidad de corrimientos de tierra en regiones colindantes con el Área Metropolitana de Tokio, donde ya se han cancelado unos 25 trenes exprés con destino a Yamanashi y la línea "Romance Car", que conecta la capital con Hakone, un popular destino turístico por su proximidad al monte Fuji y sus aguas termales.