Escucha esta nota aquí

Sin margen de error. Petrolero del Chaco y Universitario de Sucre se juegan más que tres puntos el fin de semana ante Blooming y Bolívar, respectivamente. Ambos equipos están obligados a ganar para afianzarse en la primera división del fútbol profesional boliviano. Los partidos por la vigesimosegunda fecha del Clausura se disputarán este domingo, en horario unificado, desde las 15:00.

Los chaqueños tienen mayor posibilidad de escapar de este momento crítico, ya que están dos puntos arriba que el estudiantil. “Sabemos que será muy difícil enfrentarse a Blooming por las condiciones que tiene, pero los chicos están muy concentrados, queremos acabar de una vez con esta incertidumbre de estar en el indirecto”, dijo el capitán Camilo Ríos, que será baja por acumulación de tarjetas amarrillas.  

El defensor aseguró que a pesar de su ausencia y la de José Báez –por expulsión- sus reemplazantes están listos para este gran desafío en el Federico Ibarra. “Los jugadores que nos van a suplir son también importantes y sé que van a dejar la vida para contener el ataque (de la academia cruceña)”, agregó Ríos, que ha atravesado diferentes etapas con el conjunto chaqueño.  

Mientras que en la ‘U’ mantienen la esperanza de conseguir una victoria ante los celestes paceños, en La Paz, y de que a los chaqueños les vaya mal para lograr quedarse en la Liga. “Para nosotros es un partido muy importante, creo que hay una luz prendida para nosotros. Se tiene que dar un buen resultado a nuestro favor y Petrolero tiene que perder”, indicó el defensor estudiantil Abraham Cabrera.

Los futbolistas intentan dejar a un lado los problemas dirigenciales para enfocarse en el compromiso ante el campeón del Clausura. “Estamos bien como grupo, como equipo. La dirigencia es un tema aparte, creo que han cometido muchos desaciertos en este semestre y han tomado muchas decisiones que quizás nos han costado partidos”, añadió el zaguero desde Sucre.

La victoria o el empate le sigue dando vida a Petrolero (68) y hasta perdiendo, si es que la ‘U’ (66) también cae en su compromiso. Los que corren mayor peligro son los doctos, ya que no dependen de sí mismos para permanecer firmes en la primera división.