Escucha esta nota aquí

El presidente de EEUU, Barack Obama, habló hoy por teléfono con el primer ministro griego, Alexis Tsipras, en momentos en que el Eurogrupo espera una propuesta inminente de Grecia para un tercer rescate, según informó a Efe una fuente de la Casa Blanca.

La fuente estadounidense no dio detalles sobre el contenido de la llamada, pero fuentes gubernamentales griegas citadas por la prensa de ese país han indicado que Tsipras explicó a Obama la propuesta que Grecia presentará a los acreedores este miércoles.

Según esas fuentes griegas, Obama trasladó a Tsipras el firme deseo de Estados Unidos de que las negociaciones con las instituciones, Comisión Europea (CE), Banco Central Europeo (BCE) y Fondo Monetario Internacional (FMI), finalicen con éxito.

La conversación telefónica entre Obama y Tsipras se produce un día después de que el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Jack Lew, telefoneara también al primer ministro griego.

En esa conversación, Lew aseguró que Estados Unidos espera un retorno al diálogo de Grecia con sus acreedores del que surja un "pacto constructivo que permita" al país heleno "hacer reformas fiscales difíciles pero necesarias", según el Tesoro.

Otros mandatarios opinan sobre Grecia

Obama también abordó la situación en Grecia en una conversación telefónica el lunes con su homólogo francés, François Hollande, y ambos coincidieron en la necesidad de "encontrar un camino que permita el retorno a las reformas y al crecimiento" del país heleno, de acuerdo con la Casa Blanca.

Tsipras participa hoy en la cumbre extraordinaria de líderes de la eurozona que se celebra en Bruselas para abordar la situación de Grecia.

Tsipras intervendrá mañana en la cumbre de Bruselas 

La reunión de ministros de Economía y Finanzas de la zona euro en Bruselas concluyó hoy sin que Grecia presentara nuevas propuestas para retomar las negociaciones con sus socios y acreedores, aunque se comprometió a solicitar de manera inminente un tercer rescate.

Tras el referendo de Grecia del domingo, la Casa Blanca estimó el lunes que "las necesidades" de la economía helena siguen siendo "las mismas", por lo que urgió a "un compromiso" entre Atenas y los acreedores internacionales para alcanzar un paquete de reformas y financiación. 
?