Escucha esta nota aquí

Los herederos de la junta militar, todavía en el poder en Birmania, empezaron este martes a reconocer su derrota frente al partido de la opositora Aung San Suu Kyi, que parece haber logrado un triunfo aplastante según los resultados publicados con cuentagotas.

Para la cámara baja del Parlamento (la más importante, con 323 escaños en juego), los resultados disponibles atribuyen a la Liga Nacional por la Democracia 78 de los 88 primeros asientos atribuidos.

Sólo cinco son para el partido en el poder, el USDP, creado por militares.
Las cifras son todavía insuficientes para tener una imagen clara del resultado a nivel nacional. No obstante, la LND de Aung San Suu Kyi reivindica un triunfo en las legislativas del domingo con el 75% de los escaños, basándose en su amplia red de observadores.

Interrogado por la AFP, un alto responsable del partido en el poder, el USDP, reconoció la derrota.

"Nuestro partido ha fracasado por completo. La LND ha ganado. Es el destino de nuestro país", declaró Kyi Win, un ex coronel.

"Aung San Suu Kyi debe tomar el mando ya mismo", añadió. El nuevo Parlamento se reunirá a comienzos de 2016, para elegir al nuevo presidente de la República.
?