Opinión

... Cara a cara

El Deber 13/9/2018 04:00

Escucha esta nota aquí

La Ley de Organizaciones políticas aceleró la campaña proselitista de Evo Morales para ser candidato, pese al 21-F. También apuró los contactos de líderes y de partidos opositores. Hay diversos trascendidos y rumores, como uno que propone el binomio Carlos de Mesa-Óscar Ortiz. De su lado, el alcalde Luis Revilla lanzó ayer un guiño al expresidente y ex periodista paceño, con quien quiere hablar siempre que decida ser candidato. El líder de SOL.bo ve a Mesa con las mejores posibilidades entre los probables candidatos opositores, pero condiciona un acuerdo a que se anime de una vez por todas a postularse y acepte la renovación política en su lista de acompañantes. Revilla incluso deslizó que el binomio debería considerar a alguien del oriente o a una mujer joven (¿su esposa, Maricruz Ribera?). En medio de las primeras especulaciones e invitaciones, Mesa ha optado por el silencio respecto a las propuestas y prolonga, tal vez estratégicamente, la expectativa sobre su decisión final.

Hay fecha para el fallo de La Haya. Será el 1 de octubre, o sea, en menos de tres semanas. El anuncio movió a la alta diplomacia boliviana y chilena, con pronunciamientos que mantienen invariables las líneas de los gobiernos de Morales y de Piñera. Estamos cerca del esperado momento en el que el Tribunal emitirá el fallo histórico. El optimismo boliviano es grande por la calidad de la demanda y de sus resultados preliminares.

En algún momento serán inevitables más puentes que crucen el Piraí para llegar a Urubó y Porongo. Por lo tanto, no tiene sentido demorar decisiones, que solo pospondrán una necesaria conexión. Siempre que se garantice el cuidado del cordón ecológico y del medioambiente en la zona, no vale la pena perder más tiempo.