Escucha esta nota aquí

La jueza Natalia Sosa Fernández, a las 12:00 del miércoles, ordenó que Gastón Andia Choque (30) sea privado de libertad por 30 años y sin derecho a indulto como castigo por haberle quitado la vida a golpes a su hijastro de tres años; sin embargo, esta decisión no ha calmado los ánimos de los pailoneños que piden que la Policía les entregue al sujeto.

Cerca de un centenar de familiares y personas que conocieron en vida al pequeño Janfranco Choque Méndez (3), asesinado el domingo por la noche, han sitiado la comisaría policial de Pailón, donde está encerrado temporalmente Gastón. Piden ver al detenido al que ya agredieron en la conclusión de su audiencia cautelar.

El padrastro de Janfranco estuvo por una hora y media sentado ante la jueza Sosa, en ese lapso aceptó someterse a un juicio abreviado. Previamente, cuando fue interrogado por el fiscal Renzo Pérez, aceptó su culpabilidad en la muerte de Janfranco.

Estela Mendéz Chávez (19), madre del niño asesinado, que también fue denunciada por infanticidio recibió medidas sustitutivas a la detención preventiva.