Escucha esta nota aquí

Los maestros urbanos y las juntas escolares de padres de familia advirtieron el viernes que no iniciarán labores escolares si es que el Gobierno nacional no crea 600 nuevos ítems para Santa Cruz.

"Esta marcha es una advertencia, porque queremos 600 nuevos ítems para el magisterio urbano, caso contrario no vamos a iniciar las clases si no somos atendidos hasta el 25 de enero", afirmó el ejecutivo de la Federación de Maestros, David Montaño.

La Federación de Juntas Escolares de los Padres de Familia respaldó la decisión de los maestros al informar que, a través de una asamblea realizada el miércoles pasado, se decidió no cancelar el sueldo de maestros en las unidades educativas de convenio, como era normal en los últimos diez años.

El dirigente Justo Quiñonez aseveró que al menos unos 300 ítems son cubiertos por los padres de familia en toda la ciudad de Santa Cruz.

Lee más: Refaccionan 600 colegios y garantizan el desayuno escolar


Por su parte, el director del Servicio Departamental de Educación, Salomón Morales, advirtió que los maestros que no se presenten al inicio de clases, el 1 de febrero, serán sujetos a sanciones administrativas y descuentos en sus salarios.