Escucha esta nota aquí

El Órgano Electoral Plurinacional (OEP) expresó su preocupación y rechazó con vehemencia la golpiza que sufrió el jilliri apu mallku del Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu (Conamaq), Hilarión Mamani, que promovía el "Sí" a la reelección de Evo Morales en Potosí.

"Ante tal hecho, expresa su preocupación y rechaza con vehemencia ésta y toda forma de violencia contra quienes ejercen su libre derecho a la expresión política y a la movilización ciudadana", manifiesta el pronunciamiento del ente electoral. 

Conoce más: Un virtual empate obliga a buscar voto de indecisos

El propio dirigente denunció que el pasado fin de semana fue agredido a pedradas por hacer campaña por el "SÍ" para el referendo del 21 de febrero. El hecho sucedió en la región de Huacachaya del departamento de Potosí.

"He sufrido un atentado fuerte contra mi vida, me dijeron que yo soy una masista maleante, ‘hay que matarlo’ me han dicho y me han agarrado a piedrazos. Piedra de todos lados ha llegado (a mi cuerpo). Me han cocido (suturado) en mi cabeza y mi frente, 12 puntos", relató Mamani ayer a radio Aclo. 

Lee también: El MAS se refuerza en regiones donde va atrás


El OEP además "hace un llamado a todos los actores, políticos, sociales e institucionales, para que contribuyan a una campaña electoral en el marco del respeto a quienes piensan diferente, de la tolerancia hacia todas las visiones y propuestas, y convoca a la ciudadanía a promover un diálogo y debate democráticos".