Al menos 900 escuelas cerraron este martes en Los Ángeles (Estados Unidos) debido a una amenaza de bomba recibida a través
de un llamada telefónica a la junta directiva de Los Ángeles Unified School District (LAUSD).

El superintendente de la institución gestiona los colegios, Ramón Cortines informó de la amenaza en la no se señalaban las escuelas específicas y que por eso se tomó la precaución de cerrar todas.

"Yo, como el superintendente, no voy a correr el riesgo con la vida de un estudiante", dijo Cortines en la conferencia de prensa, según reporta el diario ABC7.

Más de 640.000 estudiantes que ya estaban en la escuela fueron enviados de vuelta a casa, informó Cortines y señaló que el FBI está ayudando en la investigación dirigida por la policía del LAUSD.

Por su parte, el jefe de la Policía de Escuelas de Los Ángeles, Steve Zipperman, manifestó en conferencia de prensa que están "todavía analizando la amenaza. Hemos decidido cerrar nuestras escuelas hoy hasta que tengamos la certeza de que nuestros campus son seguros", según reporta la agencia de noticias EFE.

En su cuenta oficial de la red social Twitter, la Policía de Los Ángeles indicó que los centros se cerraron "debido a una amenaza creíble".

El LAUSD es el segundo distrito escolar más grande de Estados Unidos. El distrito incluye 640.000 estudiantes de nivel preescolar hasta la promoción y cuenta con más de 900 escuelas.