Escucha esta nota aquí

La reconocida fotoperiodista francesa Christine Spengler asegura que en su profesión "los hombres sólo captan la sangre y la tragedia", mientras que las mujeres intentan fotografiar, además la esperanza.

A través su objetivo y a lo largo de casi 40 años, Spengler ha logrado sensibilizar al público de los horrores y el dolor que los conflictos bélicos causan en la población civil. "Yo soy una prueba viva", aludió, en referencia a la capacidad de la mujer a la hora de cubrir un acontecimiento bélico.

La fotógrafa de guerra reiteró la importancia de "testimoniar las tragedias" y aseguró que ser mujer nunca le ha supuesto "ningún obstáculo" para trabajar en este área del periodismo.

Spengler se mostró crítica frente a la información sensacionalista difundida en los medios de comunicación. "Algunos fotógrafos continúan con el rigor del blanco y negro. Es menos amarillista, ver sangre en color es más morboso", apuntó.