Escucha esta nota aquí

El secretario de Salud de la Gobernación de Santa Cruz, Óscar Urenda, defendió ayer el sistema de salud actual indicando que se ha demostrado que funciona, pero para mejorarlo es necesario que el Gobierno asigne un mayor presupuesto y asuma su responsabilidad en la dotación de ítems.

La ministra de Salud, Ariana Campero, indicó que la cumbre de salud, convocada por el presidente Evo Morales, servirá de escenario para impulsar cambios estructurales en el sistema, que hoy muestra falencias, entre ellas el hecho de que es manejado por varias cabezas. Actualmente y, según lo que dispuso por la Ley Marco de Autonomías, el primer y segundo nivel de atención es responsabilidad de las alcaldías, el tercer nivel de las gobernaciones y la dotación de ítems, del Gobierno.

“La Gobernación ha mejorado mucho los hospitales, pero ya no puede más porque el Gobierno nunca le traspasó recursos. Si el Gobierno pretende modificar el sistema, que lo haga, pero si no pone recursos todo seguirá igual. El tema aquí es presupuesto”, dijo Urenda. Agregó que la Gobernación invierte el 30% de su presupuesto en salud, lo que significa Bs 350 millones, de los cuales 160 millones se van a ítems. Hizo notar que el Gobierno solo destina un 4% de su presupuesto en salud.

En esta misma línea, el secretario de Salud de la Alcaldía, Fernando Mustafá, indicó que el mejoramiento del sistema de salud pasa por un mayor presupuesto. No obstante, asegura que la comuna cruceña ha demostrado que el sistema funciona, prueba de ello es que el primer y el segundo nivel realizan 4,5 millones de prestaciones de salud anuales. Agregó que la Alcaldía  destina el 46% de su presupuesto a salud, que son Bs 700 millones anuales. De esos, 200 millones a cubrir salarios en los centros.