Escucha esta nota aquí

Al menos 67 personas han muerto en las últimas 24 horas en ataques y choques entre combatientes leales al presidente yemení, Abdo Rabu Mansur Hadi, y el movimiento rebelde chií de los hutíes en el norte y sur del Yemen, informaron fuentes de las fuerzas fieles al mandatario.

Las fuentes precisaron que 29 combatientes hutíes murieron en enfrentamientos en las zonas de Al Taba al Hamra y Al Balaq, en la provincia petrolera de Mareb, en el norte del país.

Agregaron que los combates causaron también muertos y heridos en las filas de los grupos rivales a los hutíes, pero sin ofrecer más detalles.

Las milicias de los hutíes, apoyadas por fuerzas leales al expresidente Ali Abdalá Saleh, intentan desde hace más de tres meses tomar el control de la provincia de Mareb donde se encuentran los mayores campos de gas del Yemen y el mayor generador de electricidad en el país.

Las fuentes añadieron que otros 14 combatientes hutíes perecieron en enfrentamientos, que estallaron el lunes y continuaron este martes, contra las fuerzas leales a Hadi en las afueras de la ciudad meridional de Al Dalea.

Mientras, en la provincia de Abian, también en el sur del país, fallecieron once milicianos hutíes y tres miembros de la "resistencia popular" en choques entre ambas partes.

Por otra parte, al menos 10 personas murieron por la explosión de un coche bomba cerca de la sede principal de la Policía en la ciudad de Al Baida, controlada por los hutíes y ubicada en el centro del Yemen, según la agencia oficial Saba.

Esa ciudad es capital de la provincia homónima de Al Baida, escenario también de duros enfrentamientos entre los hutíes y milicianos tribales suníes leales a Hadi, apoyados por combatientes de Al Qaeda.

Los rebeldes hutíes, que tomaron el control de la capital Saná el pasado mes de septiembre, intentan extenderse al resto de las provincias del país en medio de los bombardeos de la coalición militar, encabezada por Arabia Saudí, que pretende proteger la legitimidad del presidente Hadi.

Desde que se agravó la crisis en el Yemen con los ataques aéreos liderados por Riad, que empezaron el 26 de marzo pasado, se han registrado 3.000 muertos, 1.528 de ellos civiles, y 3.605 heridos.