Escucha esta nota aquí

River Plate aparcó su profunda crisis y consiguió un valioso empate a dos goles gracias a los uruguayos Rodrigo Mora y Camilo Mayada frente a un Flamengo que se fue arriba en dos ocasiones, pero no supo administrar el resultado en el comienzo del Grupo 4 de la Copa Libertadores.

En un segundo tiempo loco, Henrique Dourado adelantó al local, con un penalti a los 54’ minutos, pero Mora igualó un minuto después con un cabezazo. Everton desequilibró de nuevo a favor de los locales en los 66’, pero a los 87’ Mayada, que había ingresado poco antes, dejó todo igualado.

Los brasileños siempre se mostraron conformistas mientras estuvieron por delante en el marcador, todo lo contrario que los argentinos, que nunca se dieron por muertos y neutralizaron todos los golpes del rival.

Flamengo y River empezaron tímidos, demasiado fríos y con muchas imprecisiones. El silencio del estadio olímpico Nilton Santos tampoco ayudó. El encuentro se disputó a puerta cerrada como parte de la sanción al Flamengo por los incidentes que algunos de hinchas protagonizaron en la pasada final de la Copa Sudamericana.

Sin ambiente en las gradas, el conjunto carioca intentó jugar sin éxito con un Diego que buscaba la pelota en la parte baja, pero al que se le apagaron las ideas al llegar al frente de ataque. Los argentinos hicieron su negocio y consiguieron rescatar un punto en su visita a Río de Janeiro.