Escucha esta nota aquí

¿Algunas vez sentiste que el tipo o género de música afecta en el sabor de tus alimentos? Un equipo de investigadores de la Universidad de Oxford, Inglaterra, liderado por el científico Charles Spence, estudió la relación entre la música y la comida.

Según el estudio, los sonidos más agudos realzan el sabor de los alimentos dulces o agrios, mientras que los sonidos más graves destacan los sabores amargos.

Por ello, los investigadores aseguran que una canción puede, textualmente, "arruinarte una comida".
 
Según Spenc, “saborear algo es una experiencia multisensorial, porque ese sabor está influenciado por el olor, el sonido y la textura”.

Este estudio se centra en cómo puede e influye la música en las papilas gustativas, basado en el proyecto Sonic Seasoning (Condimento Sónico).

Como ejemplo, los investigadores revelaron que el tema de Pavarotti, Nessum Dorma, es el acompañamiento “perfecto” para el sabor amargo del café. Habrá que comprobarlo, ¿no?