Escucha esta nota aquí

El juez federal estadounidense Thomas Griesa debe resolver este martes el futuro de una parte de los bonos reestructurados de la deuda argentina, en un nuevo capítulo del litigio con los fondos especulativos.

En la audiencia, prevista a las 14:00 (15:00 hb) en los tribunales de Nueva York, el banco Citibank pedirá al magistrado liberar de manera definitiva los pagos de intereses de bonos reestructurados en dólares emitidos bajo ley argentina.

Hasta el momento, Griesa ha habilitado esos pagos trimestrales, al tiempo que mantiene bloqueado desde julio pasado en el Bank of New York (BoNY) un depósito de 539 millones de dólares que efectuó Argentina para tenedores de bonos reestructurados en dólares bajo legislación estadounidense y en euros bajo legislación inglesa.

Con esta medida, que llevó al país a un default parcial sobre su deuda canjeada en 2005 y 2010, el juez busca que se cumpla su sentencia que obliga a Argentina a pagar 1.330 millones de dólares a fondos especulativos que ganaron un juicio por títulos en default desde 2001.

En una carta enviada a Griesa el lunes, la abogada de Citibank, Karen Wagner, insistió en que los bonos cuyo pago pasa por el banco "no son deuda externa" y "no están sujetos a la cláusula pari passu" (que obliga a equiparar).

"La licencia de Citibank Argentina y su existencia están en peligro y sus empleados bajo riesgo de responsabilidad criminal", dijo.

De su lado, los fondos NML Capital y Aurelius, a los que Argentina califica de "buitres" porque compraron la deuda en default y buscaron cobrar en la justicia, aseguran que esos bonos deben ser considerados "deuda externa" ya que fueron ofrecidos a inversores fuera de Argentina.