El 26 de mayo pasado, la periodista de la Agencia de Noticias Fides (ANF), Isabel Gracia fue invitada por María Galindo, conductora de radio Deseo a una entrevista. El tema acordado era una crónica escrita por Gracia sobre las madres privadas de libertad.

El 18 de junio, la periodista de ANF presentó una demanda ante la Autoridad de Telecomunicaciones y Transporte (ATT), porque en la citada entrevista, Galindo habría usado expresiones xenófobas y racistas en su contra.

El 22 de junio, Galindo envió una carta abierta a ANF exigiendo y ofreciendo derecho a réplica.

Este miércoles 24 de junio, el director informativo de ANF le responde a Galindo. A continuación, le presentamos el texto original de esa carta.

Lo qué dice la carta

En principio, expreso constancia de haber recibido la carta que me diriges y entregas a nuestras oficinas el 22 de junio del presente año. Ese mismo día procedimos a difundir su contenido en forma de noticia, dado su carácter público.

A fin de fijar con claridad mi respuesta, me permito redactarla, enumerando los párrafos para facilitar su comprensión.

1. Tu carta tiene un destinatario equivocado. Ha sido nuestra colega Isabel Gracia quien ha sufrido maltrato de tu parte en radio Deseo y ha sido ella quien ha presentado una demanda en tu contra ante la ATT. Si bien Isabel trabaja en ANF, no es este medio de comunicación quien enfrenta el conflicto. Debiste haberle remitido tus dos páginas a ella. De cualquier modo, ANF respalda plenamente a su periodista en este caso particular. Por eso respondemos acá por primera y última vez al fondo del asunto.

2. La oferta no te corresponde. El derecho a réplica debe ser solicitado por la víctima; no es una concesión del que acalla o avasalla. Si consideras que Isabel, 27 días después de la entrevista que le hiciste, debería gozar de derecho a réplica, no te corresponde asignárselo, y menos aún fijar las condiciones para su verificación en la práctica (en un monólogo de 20 minutos y con la sugerencia de que lea su crónica ante tus micrófonos).

3. Tu demanda de derecho a réplica para que ANF difunda la entrevista del 26 de mayo es una incitación pública a cometer una falta. De acuerdo a nuestro ordenamiento legal, cualquier medio que "autorizare y publicare ideas racistas y discriminatorias será pasible de sanciones económicas y de suspensión de licencia de funcionamiento, sujetos a reglamentación". En la citada entrevista, tú expresas ideas xenófobas y discriminatorias que nosotros no podemos seguir reproduciendo, como lo has venido haciendo de forma insistente desde que registraste el repudio generado por el hecho en las redes sociales.

4. Tu tono amistoso es al menos muy singular. Aunque en tu carta sostienes que la tuya es "una postura amigable", en el resto del texto acusas a ANF de distorsionar, impulsar la censura a tu trabajo, pretender cortarle la lengua a cualquier comunicador y de obtener propaganda de forma ilegítima. Solo aclaro que las sanciones legales a las que podrías ser sometida no contemplan cortes de lengua y tampoco clausura definitiva.

5. El fondo de este debate es otro. Finalizo recordándote que la demanda que podrías enfrentar, no versa sobre el colonialismo o cosa parecida, aunque el modo en que se hacen las llamadas "barricadas" se desprenda del colonialismo y del ejercicio de la violencia simbólica de quien conduce un programa, procediendo al linchamiento verbal y expedito de sus invitados o invitadas.