Escucha esta nota aquí

El excomandante de la Policía Boliviana, general Abel de la Barra, portando una serie de documentos de respaldo afirmó que es inocente de las acusaciones que hay en su contra y apuntó a Oscar Antonio de la Fuente de armar los procesos en su contra e incluso que inventó la existencia de una persona para acusarlo de ascender de forma ilícita.

El general De la Barra señaló que la denuncia notariada en la que es acusado de amenazar de muerte a René Patón para que desista de una denuncia es falsa. Dijo que Antonio de la Fuente está detrás de las denuncias falsas en su contra con el propósito de extorsionarlo.  

"Desde que me he hecho cargo de la Policía un ciudadano de nombre Oscar Antonio de la Fuente se ha aparecido en mi vida, seguramente quería que yo le ayude, que le colabore en algunas cosas, no lo hice y éste se constituye en mi archienemigo. Al convertirse en mi archienemigo realiza una serie de denuncias en el sentido de que había falsificado documentos, había hecho tal cosa, y siempre utilizando los medios de comunicación", señaló.

De la Barra contó que conoció a De la Fuente en medio de un operativo, antes de que ascienda al grado de general, y éste le dijo que iba a ser el próximo Comandante de la Policía.  
Luego De la Fuente intenta entregarme unos documentos, avales políticos, pero yo "no he recibido nada de este señor" y esos documentos los había entregado a mi personal de seguridad quien se llevó ese material en su mochila.

Dijo que después ascendió al grado de general y De la Fuente volvía a buscarlo para extorsionarlo supuestamente porque le había entregado los avales, pero "jamás recibí esos documentos". "Él vive de la extorsión, de la estafa y del engaño", denunció De la Barra.

El exjefe policial continúo con el relato indicando que ya cuando era Comandante de la Policía el 11 de abril de 2017 lo acusan de haber falsificado documentos para ascender al grado de general por parte de René Patón Ayala, un supuesto dirigente minero.

La Fiscalía investiga el caso y determina que no se sabe nada del denunciante, no está registrado su domicilio procesal y en consecuencia en junio se rechaza la denuncia con lo que el caso se extinguió totalmente.

De la Barra afirmó que no conoce a Patón y averiguando un poco más se percató que no cuenta con un domicilio real y tampoco figura como dirigente en registros de los mineros y concluyó que no existe.

Acusó a De la Fuente de hacer aparecer la identidad de Patón para implicarlo en supuestas irregularidades en el tema de ascensos.

"No lo conozco a Patón, la Fiscalía no le ha tomado declaración, por eso se rechazó la denuncia, no hay el señor Patón (...) No existe", manifestó.
 El conflicto de De la Barra y De la Fuente sale a la luz pública en de agosto de 2017 cuando el exjefe policial acusó a De la Fuente por conspirar en su contra en oficinas de Transito junto al coronel Mauricio Rocabado y a Jhonny Meza.  
De la Fuente y Meza fueron procesados, encarcelados y luego se beneficiaron con la detención domiciliaria tras ser imputados por falsedad.

Luego De la Fuente inició un proceso penal contra De la Barra acusándolo de haber utilizado efectivos policiales para sus intereses particulares; este proceso fue admitido por la Fiscalía y está en proceso de investigación.

"Él es el que ha conspirado contra mí (persona), él se declara enemigo contra mí", dijo el exjefe policial.
 La audiencia contra De la Barra se llevó el miércoles y en dicho acto las autoridades judiciales resolvieron tratar antes los incidentes planteados por la defensa del General.

De la Barra confía en que esta denuncia en su contra será rechazada y espera que la denuncia que hizo contra De la Fuente por falsedad y extorsión sea sancionada como corresponde.

Luego de dicha audiencia, Antonio de la Fuente, señaló que la parte acusada "anda poniendo un montón de trabas solo para protegerlo a este señor De la Barra. Temó por mi vida, no le tengo miedo a él, yo no soy cobarde, pero yo temó que él me haga matar. Me siguen, hay grupos de inteligencia", afirmó.