Escucha esta nota aquí

El directorio del club Oriente Petrolero tomó la decisión, tras la reunión del lunes por la noche, de acortar su mandato, que por estatuto del club estaba fijado para marzo de 2020.

El dato lo hizo conocer ayer el presidente de la entidad refinera, José Ernesto ‘Keko’ Álvarez, quien informó que junto a sus colaboradores convocarán para el 22 de noviembre a una asamblea de socios.

En la oportunidad, siguió explicando Álvarez, informarán sobre la economía del club y conformarán el comité electoral, ente que fijará fecha para las nuevas elecciones.

Al respecto, Álvarez dijo estar cansado de las dificultades que viene afrontando por gente que quiere hacer quedar mal a una gestión, que si bien no ha tenido logros deportivos ha hecho todo lo posible por sanear la institución. “Quisiéramos armar un equipo como el de 2014, cuando muchos hinchas decían que era una selección. Lamentablemente no conseguimos el título. Con esa experiencia, en la que gastamos mucho dinero, ya no pudimos hacer lo mismo después y por eso fuimos más cautos en las inversiones”, dijo el titular albiverde a DIEZ.

También se refirió a las personas que lo agreden con pancartas y panfletos, que incluso le hicieron llegar a su casa. “Sé de donde vienen. Hay intereses económicos muy fuertes”, sostuvo y adelantó que en las próximas elecciones apoyará a la estructura que le inspire mayor confianza.

Se viene el clásico cruceño

Tras las dos derrotas consecutivas de visitante (Universitario y Nacional Potosí), el equipo refinero continuó con su preparación. El objetivo es llegar bien al clásico cruceño del próximo domingo (19:30).

Para el partido ante Blooming, Ronald Arana podrá contar con el defensor Luis Haquin, quien ya cumplió dos partidos de castigo por su expulsión en el partido ante Sport Boys en la fecha 15.

El plantel entrenó ayer por la mañana en su sede. En la ocasión, un grupo de barrabravas lanzó petardos a los jugadores, que terminaron disgustados por este hecho. La jornada también se cerró con la polémica declaración del paraguayo Jorge Paredes, quien criticó la actitud de algunos jóvenes jugadores del club.