Escucha esta nota aquí

Wálter Kenny Teodovich Áñez ya está en su casa. La noche del jueves fue la primera que lo pasó con sus seres queridos después de permanecer 33 días privado de libertad en la cárcel de Palmasola.

El excompetidor del programa televisivo fue acusado de intento de homicidio y lesiones graves tras haber dado una feroz golpiza a otro joven, Andre Zanky, la noche del 27 de septiembre.

Te sugerimos leer:  Andre Zanky: "Tuve que hacerme el muerto”

La tunda, que quedó registrada en una cámara de seguridad, puso a Kenny en el ojo del huracán. La violencia ejercida contra su víctima, además de ser un personaje público, hicieron mediático el caso y hasta el Gobierno intervino.

Ahora, señaló su abogado Róger Mariana a la Red Uno, el joven de 21 años pretende retomar su carrera en el modelaje, además de que ya tiene trabajo en el área de marketing.

También puedes leer: Calle 7 separa a un participante tras agresión

El abogado explicó que tras haber logrado que la justicia cambie la detención preventiva en Palmasola por el arresto domiciliario, después de pagar 5.000 bolivianos y presentar una serie de documentos que garanticen que no se fugará del país, Kenny disfruta en familia de su primer día en libertad.

El arresto domiciliario le permite estar fuera de casa desde las 8:00 hasta las 20:00, tiempo que será el ex competidor de Calle 7 aprovechará para trabajar, dijo Mariaca.