Escucha esta nota aquí

El Canciller David Choquehuanca afirmó en España que Chile decidió postergar unilateralmente el diálogo con Bolivia y ratificó que con la Demanda Marítima ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) se busca que el vecino país cumpla sus compromisos de acceso soberano al mar.

"La CIJ dice que Bolivia nace con mar, ven que hay un problema y por eso se han declarado competentes", manifestó la autoridad sobre el fallo que rechazó la objeción preliminar presentada por el Gobierno de la presidenta Michelle Bachelet. 

Conoce más: Según Piñera, Macri comprende posición chilena

La autoridad nacional se encuentra en Europa para dar una serie de conferencias sobre el modelo del "vivir bien" y aprovecha todas sus intervenciones para difundir los argumentos sobre el diferendo histórico con Chile. 

Una salida al océano Pacífico "debe ser soberana y sin compensación", dijo el jefe de la diplomacia boliviana, según un comunicado del ministerio de Relaciones Exteriores, que resalta la nula "voluntad" de las autoridades chilenas para restablecer las conversaciones antes de la Demanda Marítima. 

Lee también: Muñoz habla de diálogo y Morales pide explicación

Según la Cancillería boliviana, las declaraciones de Choquehuanca se realizan en el marco de una entrevista brindada a la agencia Efe, durante su paso por Madrid, donde ahora participa de un conversatorio en la Junta de Distrito Usera.

También se señala que la gira tiene un carácter privado y comenzó hoy, continuará en Ginebra, donde visitará Naciones Unidas y se reunirá con representantes del país andino. Finalmente pasará a Italia, para seguir con sus disertaciones.

Puedes ver: Bolivia "no busca" todo el territorio que tomó Chile


Mientras que desde Chile se informa que su ministro de Relaciones Exteriores, Heraldo Muñoz, se encuentra en Turquía para realizar su primera gira del año, que se desarrollará entre el 12 y el 15 de enero. Posteriormente, continuará con destino a Irlanda.

En la víspera, el expresidente de Chile Sebastián Piñera visitó en Buenos Aires al presidente de Argentina, Mauricio Macri, para explicarle cuál es la postura de su país en torno a la demanda marítima boliviana. "Le pedí en consecuencia comprensión, y él la tuvo, con la posición chilena", dijo.