Escucha esta nota aquí

En el municipio de Tlacoachistlahuaca, estado de Guerrero en México, se ubica Rancho Grande, un pueblo donde habitan principalmente indígenas y que saltó a la fama sin quererlo. En este lugar fue donde se grabó el video de la que es considerada "la boda más triste del año".

Lo que parecía una curiosidad más al final terminó por revelar una lamentable realidad, este pequeño pueblo no había sido escenario de un hecho casual, las "bodas tristes" eran un común denominador ya que lo que reina es la tradición de los matrimonios forzados.

Puedes ver: La boda más triste del año se hace viral en redes sociales

La cadena Univisión Noticias viajó hasta Rancho Viejo y confirmó que el enlace se produjo el pasado 25 de noviembre. El video de la boda fue subido la segunda semana de diciembre y a la fecha ya lleva 4,5 millones de reproducciones.

En el lugar, la familia se ha negado a hacer comentarios sobre si la boda en verdad fue arreglada, pero es de conocimiento común que la mayoría de los matrimonios son arreglados.

El alcalde de Tlacoachistlahuaca, Juan Carmona, contó a Univisión que en el poblado de Rancho Viejo la costumbre de que las mujeres sean obligadas a casarse tiene más de dos siglos. Una práctica que no tiene nada de anormal para los padres de los futuros novios.

Ellos lo ven normal. La venta de las hijas es muy común. Tener hijas es muy redituable para ellos, porque cuando tengan 12,13,14 años las venden”, dice el alcalde. Esto no es un delito en México ya que se amparan las leyes de 'usos y costumbres' indígenas.

En esta región de Guerrero, agrega el alcalde, una niña de 12 años es vendida hasta en 18.400 dólares y una mujer mayor de 20 años –considerada ya “vieja”– vale cerca de 5.200 dólares.

A esto se suman regalos como ganado, cajas de bebidas alcohólicas, cientos de refrescos y decenas de bultos de maíz.

“Aunque no estén de acuerdo, los hijos obedecen porque es la costumbre”, dice  Albino Rodríguez, un poblador de Rancho Viejo que a sus 40 años ya asistió a 30 de estas bodas forzadas.