Escucha esta nota aquí

Este año el mundo vivió en alerta para enfrentar enfermedades, mortales en algunos casos. Estos fueron los virus que golpearon en distintas partes del planeta.

El Chikungunya

En América, principalmente el Caribe, Centro y Sudamérica, fueron testigos de la llegada del Chikungunya.

Este virus es ocasionado por un vector, en este caso el mosquito de la familia Aedes, el mismo responsable del virus del dengue.

El primer caso de Chikungunya se dio en diciembre de 2013 en la isla de San Martin, sin embargo, fue hasta el 2014 comenzó a expandirse en el continente hasta llegar a un millón de casos y más de 150 muertes, según la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

La primera vez que se detectó esta enfermedad fue en Tanzania, África, en 1952 y ahí permaneció hasta que en 2004 comenzaron a darse brotes en las islas del océano Índico, Pacífico, principalmente en Australia y Asia, pero no en América.

Los síntomas de este virus, cuyo tiempo de incubación va de tres a siete días, son fiebre, sarpullidos y dolor fuerte en las articulaciones, de cabeza y muscular.

El Enterovirus D68

Este virus fue detectado en 1962 en California y resurge de manera anual durante el verano y el otoño.

En 2014 se dieron muchos más reportes de esta enfermedad en Estados Unidos que en cualquier otro momento en la historia, así lo reportan los Centros de Control de Enfermedades (CDC).

Este enterovirus afecta principalmente a los niños y adolescentes ocasionando síntomas leves que van desde fiebre, dolores musculares, tos, estornudos hasta signos más graves como la falta de aire.

Hasta el 18 de diciembre del 2014 los CDC habían contabilizado 1,152 casos en 49 estados de Estados Unidos y la presencia del enterovirus en el distrito de Columbia en Canadá.

Hasta el momento se ha registrado la muerte de 12 niños en Estados Unidos a causa de esta enfermedad.

El Ébola

El virus del Ébola es una enfermedad infecciosa mortal, que afecta tanto a seres humanos como otras especies de mamíferos. Su nombre proviene del río Ébola, en la República Democrática del Congo, donde fue identificado por primera vez en 1976.

El primer caso de ébola en el mundo se dio el 26 de diciembre de 2013 en Guinea, la epidemia tomó relevancia cuando el número de casos y muertes creció y se dieron los primeros contagios en América y Europa.

El paciente cero fue un niño de dos años en Guinea que murió dos días después de haber contraído una "misteriosa" enfermedad.

En menos de doce meses el virus llegó a Liberia, Sierra Leona, Nigeria, Senegal e incluso Estados Unidos, cobrando más de 7.518 vidas y contagiando a 19.497 personas según los últimos datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La OMS afirmó que a partir de octubre el virus del Ébola se volvió prácticamente "incontrolable" en los tres países más afectados en África Occidental.