Escucha esta nota aquí

A las cinco de la madrugada del domingo, Carlos Hugo Rodríguez Chávez  (21) atracó a una persona en el mercado popular de Montero y cuando emprendía la fuga, su cómplice, que manejaba una moto, chocó contra un bulto y ambos cayeron. Comerciantes del mercado consiguieron atrapar a Rodríguez Chávez, alias ‘Ñato’ y lo entregaron a la Policía, mientras que su cómplice se dio a la fuga. 

Posteriormente, el sujeto fue reconocido por testigos de la muerte de Ezequiel Antelo Zabala (54), el guardia de seguridad del surtidor Muyurina, el cual falleció de un disparo en el pecho cuando trató de evitar el atraco al operador de una bomba de combustible. 

Chávez terminó confesando ese y varios otros atracos. Además, el director de la Felcc, Gonzalo Medina, indicó que el delincuente cayó preso en 2014 por robo agravado y que se pedirá un informe para conocer cómo obtuvo su libertad.

El cómplice, que manejaba la moto, logró huir y la Policía está tras sus pasos. Ambos también atracaron a seis personas en el restaurante ‘La
Llajta’ en Montero y a una mujer antes de ir al surtidor. 

Segundo caso en 40 días

El 9 de junio, Rodrigo Ribera Subirana (22) fue victimado en una tienda en Montero por Carlos Enrique Cruz, alias ‘Loquito’, que también estuvo preso por robo agravado. En tal sentido, el crimen del guardia del surtidor Muyurina, suscitado el jueves 19 de julio, es el segundo caso en 40 días que guarda relación con exreclusos que obtienen su libertad y no solo salen a delinquir, sino a matar a ciudadanos por robarles.

Esta situación ha sido cuestionada por el comandante de la Policía, Alfonso Siles, quien ha lamentado que las autoridades sigan permitiendo que delincuentes peligrosos vuelvan a las calles. 

La anterior semana también se aprehendió a una banda de asaltantes de farmacias que estaba liderada por un sujeto que estuvo preso por el asesinato de un adolescente de 17 años en 2010. 

Tags