Escucha esta nota aquí

El director del Servicio General de Identificación Personal (Segip), Antonio Costas, dijo el viernes que se requiere un financiamiento económico de 21 millones de dólares para que entre en vigencia la nueva cédula de identidad que tendrá un chip inteligente, donde se almacenarán todos los datos personales.

"Fue una de las iniciativas que tuvimos al inicio de actividades del Segip, se presentó en mayo de 2012 al presidente (Evo Morales), es un modelo aceptado, la tecnología está aprobada; pero nuestro mayor inconveniente es el financiamiento, son 21 millones de dólares que hay que financiarlos a través de la cooperación, y ahí nos está faltando", explicó Costas.

A su juicio falta la decisión del Estado de cambiar el formato del carné de identidad a uno más seguro y con alta tecnología que permitirá la interacción del ciudadano con las instituciones públicas y privadas.

Costas detalló que el nuevo carné de identidad tendrá un chip de sistema inalámbrico, tipo radio frecuencia, donde se almacenará información personal, que además podría tener firma electrónica.

Además, dijo que va ser de color tenue, tendrá medidas de seguridad, la fotografía normal y la fotografía tipo fantasma, hologramas, micro textos, imágenes del escudo, la bandera, la cantuta y el patujú (símbolos nacionales) y en la parte posterior va tener un sistema de lectura mecánica.