Escucha esta nota aquí

Este nuevo smartphone va a tomar unas cuantas características del Galaxy S6 Edge+, como por ejemplo la pantalla con doble curva. La información que se ha filtrado al respecto revela muchos datos de este smartphone, publica el portal tecnoMagazine.

Esto implica que el futuro smartphone cuenta con una gran pantalla de 5,7 pulgadas, mismo tamaño que el modelo del año pasado.

Tiene además una resolución QHD (nuevamente repetida), su memoria RAM alcanza los 4 GB y la cámara principal dispone de un sensor de 12 megapíxeles, mientras que la frontal es de 5 megapíxeles.

Mientras que las diferencias a nivel de hardware son muy pocas frente al modelo 2015, así que de seguro más de una persona debería pensarlo dos veces antes de adquirir este dispositivo.