Escucha esta nota aquí

No dejó espacio a la duda. El Gobierno de Evo Morales se jugó por una mirada política sobre las Fuerzas Armadas (FFAA), que “están obligadas” a defender el actual proceso político, porque así lo estipula una Constitución que tiene una orientación ideológica antiimperialista, plurinacional y, “por supuesto, izquierdista”, admitió el ministro de Defensa, Reymi Ferreira.

El debate está abierto. La oposición y analistas coincidieron en que el respeto a la Constitución no puede implicar la partidización de las FFAA y su alineamiento con el Gobierno de turno.

Un día después de que el nuevo Alto Mando Militar asumió funciones, y como para marcar el campo de acción, al ministro Ferreira no le tembló la voz para asegurar que el ‘proceso de cambio’, que es la etapa de Gobierno de Morales, algo eminentemente político, “debe ser apoyado” por las FFAA. 

Aseveró que los militares  están llamados a ayudar a transformar las estructuras “republicanas y coloniales” que gobernaron el país antes del presidente Evo Morales hacia un Estado “plurinacional, inclusivo, democrático y plural, que se construyó en 11 años de gestión del MAS”, sostuvo Ferreira.

El senador opositor Óscar Ortiz lamentó las declaraciones y  aseveró que un abogado y exrector de universidad pública, como el ministro, debiera respetar la institucionalidad. Puntualizó que la Carta Magna no establece que las FFAA “deban alinearse con el Gobierno”.
El legislador opositor planteó como una excepción el caso en que los militares deban defender a las autoridades legalmente constituidas, pero, “la primera lealtad debe ser la Constitución”. 

Ortiz defiende el concepto de Estado, que él prefiere llamar República, “y que está relacionado con la división y los límites del poder, con todo lo que hoy no se quiere respetar”, y denunció que “tal es la ambición de prorroguismo que atropellan la Constitución y exigen a las FFAA que se partidicen”.

Para el analista político Álvaro Zuazo, las expresiones del ministro de Defensa reflejan una mirada divorciada de la Constitución y de las leyes. “Nunca, desde García Meza, se había visto un intento tan vehemente de partidizar a las FFAA, lo que se produjo a un costo enorme institucional y de desprestigio para los uniformados”. Para Zuazo parece claro, “ante lo dicho, que el norte es Venezuela, donde las FFAA son instrumento de persecución política, a cambio de grandes privilegios.”

Ferreira no ocultó que en las aulas se imparte ideología política afín al Gobierno. “Hablamos  de principios políticos establecidos en la Constitución, y cada Constitución tiene orientación ideológica, eso es innegable. Hubo una liberal en su momento, una social nacionalista en otro, y ahora es plurinacional, popular; por supuesto, izquierdista. Eso debe ser asumido por todos: población civil y también por la militar y  policial”.

Tags