Escucha esta nota aquí

En una audiencia que se llevó a cabo en el juzgado 11 de la Villa Primero de Mayo, el juez determinó la detención preventiva de Orlando Franco Campero Callejas, de 51 años, sujeto acusado de feminicidio en contra de su pareja María José Suárez Aparicio, de 20 años.

El acusado declaró ante el juez que no victimó a su esposa y que, por el contrario, ella sufrió un ataque de epilepsia y se lanzó por la puerta del vehículo, informó la Fiscalía a los medios de prensa.

“Niega el hecho, dice que ha sido un accidente, donde ella abrió la puerta trasera del vehículo y se lanzó. Aseguró que ella padecía de epilepsia y que tomaba un medicamento”, indicó Hortensia Paniagua, fiscal a cargo del caso.

La fiscal señaló también que para el Ministerio Público no es creíble la versión que el acusado relata y que se han recolectado los elementos que lo sindican como el presunto autor del hecho.

“La policía ha recolectado todos los indicios, inclusive están las prendas de la señora, que él fue y los botó más lejos y también se ha revisado la cámara de seguridad donde se observa que el señor para con el vehículo y bota el cuerpo”, agregó Paniagua.

La noche del lunes lo vieron bebiendo (a Campero Callejas) y discutiendo con su mujer; al día siguiente una cámara lo filmó arrojando el cadáver desde su auto a una avenida en el barrio Los Totaíses y más tarde la Policía lo aprehendió, decomisó la ropa con la que actuó y halló rastros de sangre en su vehículo.

Orlando Franco Campero fue presentado el miércoles por la Policía y todo hace suponer que cometió el crimen por celos. Una de sus hijas lo describió como un hombre violento.

Agredieron al acusado

Al término de la audiencia, los familiares y amigos de Suárez Aparicio golpearon a Orlando Campero cuando este abandonaba la casa judicial.

Los policías de la Fuerza de Lucha Contra la Violencia (Felcv) tuvieron que sacar rápidamente al acusado y subirlo a un carro patrullero donde fue llevado hasta la Policía de la Villa Primero de Mayo.