Escucha esta nota aquí

Un día después de recibir duras criticas por el mal estado del campo de juego del estadio de Montero, el director del Servicio Departamental de Deportes (SDD) de Santa Cruz, Guillermo Saucedo, salió al paso para explicar las razones por las que se permitió jugar en el Gilberto Parada, pese a no estar apto para la práctica del fútbol profesional.

"Se definió (jugar) en el seno de la Liga", señaló Saucedo en conferencia de prensa. Agregó que antes de tomar la determinación se hizo un análisis de los restantes campos de juego del departamento. No se optó por el Tahuichi para evitar el permanente trajín que sufre por los partidos seguidos que se juegan. Tampoco se lo programó en el Samuel Vaca, de Warnes, por un tema de seguridad. El de la Asociación Cruceña de Fútbol y el de Real Santa Cruz también están en mal estado.

Sin embargo, Saucedo dejó en claro que el partido se pudo evitar siempre y cuando los dirigentes de la Liga y los árbitros hubieran pedido mejores condiciones. "Definitivamente, quienes deciden si se juega o no un partido es la comisión técnica de la Liga y la comisión arbitral, que hicieron la inspección y vieron que en la cancha se podía jugar", disparó.

La autoridad afirmó que el principal reto del SDD es poner la cancha a punto para el 8 de mayo, fecha en la que Guabirá recibirá a Liga Deportiva Universitaria de Quito por la vuelta de la Copa Sudamericana. El partido de ida se jugará el 10 de abril en la ciudad ecuatoriana de Quito.