Escucha esta nota aquí

Claro, contundente y firme en su decisión, sobre el tema del nuevo estadio de Bolívar, Marcelo Claure, presidente de Baisa, explicó la mañana de este miércoles que la construcción del escenario para la academia de Tembladerani dependerá de la reunión que sostendrá en las próximas horas con representantes del Gobierno nacional.

"El tema del nuevo estadio de Tembladerani, está sujeto al tema impositivo. Tenemos los planos y el proyecto finalizado que tiene un costo de unos 25 a 30 millones de dólares, pero antes de eso me gustaría resolver el tema de los impuestos. No entiendo cómo funciona la ley impositiva en Bolivia, quiero hablar con el presidente (Evo Morales) y el día que se llegue a un acuerdo nos pondremos manos a la obra", afirmó Claure.

La deuda que tiene Baisa con Impuestos Nacionales es de unos 20 millones de bolivianos. Para subsanar este tema, el titular de la compañía, que administra Bolívar sostendrá una reunión con el primer mandatario Evo Morales este jueves y con el ministro de economía Mario Alberto Guillén.

Claure, que se encuentra en La Paz, además de reunirse con el presidente Morales también tendrá la oportunidad de ver el clásico paceño este jueves (20:30) en el Hernando Siles. "Estoy feliz por estar acá, quiero ver jugar a Bolívar. Estoy seguro que ganaremos a The Strongest y daremos la vuelta olímpica", concluyó el empresario boliviano, que radica en Miami.