Escucha esta nota aquí

Ucrania conmemora el martes el 30º aniversario de la catástrofe de Chernóbil, el peor accidente nuclear de la historia que causó, según las estimaciones, miles de muertos y contaminó hasta tres cuartas partes de Europa.

El jefe de Estado ucraniano, Petro Porochenko, y Suma Chakrabarti, presidente del Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo (BERD), que gestiona los fondos para las medidas de seguridad que protegen el lugar, visitarán el martes la antigua central de Chernóbil, a sólo cien kilómetros al norte de Kiev.

Depositarán flores en memoria de las víctimas de la catástrofe y asistirán a la firma de un acuerdo para que el BERD conceda 40 millones de euros destinados a la construcción de un depósito para el combustible nuclear usado en la central.

Durante la noche, los habitantes, como cada año, habían llevado flores y velas al monumento de las víctimas de Chernóbil en Slavutich, una ciudad a unos 50 kilómetros de la central y construida tras la catástrofe para alojar a sus empleados.

"Treinta años después del accidente de Chernóbil, es crucial llevar a cabo esfuerzos conjuntos, entre Ucrania y la comunidad internacional, para transformar el sitio en un lugar seguro para el medio ambiente", destacó Chakrabarti el lunes en Kiev. El 26 de abril de 1986, a la 01:23, el reactor número 4 de la central explotó durante una prueba de seguridad.