Escucha esta nota aquí

Los empresarios cruceños y el Gobierno celebraron anoche el primer siglo de la Cainco. En el acto, el presidente Evo Morales y el vicepresidente Álvaro García Linera ponderaron el aporte de la institución gremial al desarrollo del departamento y de la nación y garantizaron la continuidad del crecimiento económico ofreciendo pleno apoyo al sector privado.

En un acto que empezó con una hora de demora y ante una masiva asistencia de empresarios, autoridades locales y nacionales y dirigentes de diferentes sectores sociales al centro de Convenciones de la institución, el dignatario de Estado entregó la condecoración Cóndor de los Andes en el grado de Gran Oficial al titular de la Cainco, Luis Fernando Barbery.

“Siento que cuando instituciones o los pueblos deciden su futuro o su destino, nada es imposible. Cuando autoridades, junto a nuestros pueblos, soñamos con la esperanza y esta es alcanzable, mucho depende, cómo de manera unida y conjunta, se trabaje para el bien de todos”, sintetizó Morales.

El mandatario ponderó la intención expresada de incrementar las inversiones para que “no se pare el crecimiento económico, eso está en nuestras manos, como Estado o en el sector privado, mediante una planificación, en los distintos rubros, el crecimiento está garantizado”, enfatizó.

De igual forma, indicó que “lo más importante es garantizar la energía para cualquier desarrollo industrial, por lo que es necesario trabajar, de manera conjunta, para ampliar el mercado interno y externo, y el regional, en especial, que siempre será la base para garantizar el crecimiento económico”, agregó.

En su breve discurso, el primer mandatario felicitó al presidente de la Cainco, su directiva e integrantes a los que les deseó éxito en su trabajo realizado velando por el desarrollo regional y nacional.
Por su lado, Barbery Paz agradeció la presencia de las autoridades e indicó que esta oportunidad sirve para renovar los compromisos con la sociedad con los que se había creado la institución, el 5 de febrero de 1915.

“Desterraremos la extrema pobreza de nuestro país y se está trabajando para eso. Queremos hacer crecer nuestro país, presidente (Evo Morales), cuente con nosotros. La Cainco quiere lograr la felicidad de los bolivianos”, prometió Barbery.

Desventajas competitivas
Barbery, a nombre de los privados, sugirió al Gobierno que la agenda nacional debe enfocarse en lo estructural, lo productivo y lo socioeconómico.

Argumentó que Bolivia está en una situación geográfica desventajosa para la industria nacional, pues está a 1.200 kilómetros de distancia de la costa, que crea una situación de desventaja competitiva que el sector debe superar para exportar la producción boliviana.

“Debemos revisar todas las cargas arancelarias, tributarias y laborales que tiene nuestra producción para que esta sea accesible a los mercados internacionales. Se debe evitar exportar impuestos y subsidios, de lo contrario no vamos a poder generar todos los empleos necesarios en detrimento de nuestra economía”, aseveró el máximo directivo del gremio.
t
Los privados imaginan una Bolivia más próspera, insertada activamente en el concierto de las naciones, con la meta de ser más productivos y competitivos y con la premisa de alcanzar los mejores niveles de productividad y eficiencia empresarial.

Liderazgo
Los empresarios creen que pueden ser líderes en la generación de energía de fuentes alternativas, aprovechando la biomasa de la caña de azúcar para generar electricidad; las mieles residuales de la producción de azúcar y los excedentes de caña de azúcar para producir bioetanol; palma africana y soya para la producción de biodiésel y los vientos para generar energía eléctrica de fuente eólica.
Aseguran que pueden hacer de Santa Cruz y de Bolivia el centro logístico aeroportuario en Sudamérica.

Modelo de crecimiento
La gobernadora del departamento de Santa Cruz, Ruth Lozada, destacó el papel de la Cainco e indicó que esta institución es el prototipo del progreso departamental y de la visión de la llanura grigotana. Destacó el exitoso modelo de crecimiento cruceño que hace décadas está por encima de la media nacional. “Producir el 70% de los alimentos es el mejor aporte a Bolivia", indicó