Escucha esta nota aquí

El viceministro de Descolonización Félix Cárdenas aseguró este martes que el presidente Evo Morales habla activamente al menos dos lenguas nativas, el aymara y el quechua, por lo que desvirtuó cualquier observación respecto al cumplimiento de la ley que ordena que todos los funcionarios tengan conocimiento de al menos un dialecto originario.

"Al presidente yo siempre le escucho hablar en aymara o quechua en sus actos. Los ministros están pasando clases. Arce está todos los sábados, este domingo se han dado todo el día de trabajo", afirmó.

El viceministro dijo que la norma  "alcanza a todos, y no hay excepción para nadie", por lo que todos los funcionarios están obligados a su cumplimiento. 

Conoce más: Despedirán a quienes no hablen un idioma nativo

El artículo 234 de la Constitución Política del Estado (CPE) señala que uno de los requisitos para permanecer y acceder a un puesto de trabajo en la administración pública es "hablar al menos dos idiomas oficiales del país". La Ley 269 General de Derechos y Políticas Lingüísticas del 2 de agosto de 2012 estableció un plazo de tres años para que los funcionarios aprendan un idioma indígena según el principio de territorialidad. El plazo fenece este dos de agosto.

Aymara inicial

Cárdenas informó que 2.500 servidores públicos de La Paz recibirán el próximo domingo un certificado de aymara inicial. El acto será en el coliseo cerrado y asistirá el presidente Morales. La evaluación de los conocimientos la hará posteriormente el ministerio de Educación y las entidades involucradas.

"Tenemos 350.000 servidores públicos en el país. No pretendemos que todos hablen perfectamente. Pero estamos haciendo voluntad política del servidor que quiere acatar, quiere cumplir la ley", sostuvo el viceministro.

Cárdenas explicó que aún no se han establecido sanciones específicas para los que no pasen la fase de evaluación pero indicó que sí estarían incumpliendo la ley. "Habrá una etapa de evaluación para ver cuál será el accionar en esos casos", concluyó.