Escucha esta nota aquí

El FC Barcelona se vio obligado este miércoles a desmentir que se obtuvo un trasplante ilegal para su exjugador y actual director deportivo, el francés Éric Abidal, que padeció cáncer de hígado.

"Ante las informaciones publicadas este miércoles en relación al trasplante al que fue sometido el actual secretario técnico del primer equipo de fútbol Éric Abidal, el FC Barcelona desmiente rotundamente cualquier hecho irregular", escribió el club en un comunicado.

Al desmentido se sumó la Fundación Abidal, que en su nombre y el del ex jugador dijo que "todo el proceso relativo a su transplante se adecuó a los procedimientos y protocolos establecidos".

Según un artículo del diario digital El Confidencial publicado el miércoles de madrugada, unas escuchas telefónicas al expresidente del club Sandro Rosell, implicado en varias causas judiciales, daban a entender que el club había obtenido ilegalmente un hígado para su exjugador.

Abidal se sometió a un trasplante de hígado en abril de 2012 en el hospital Clínic de Barcelona y pudo volver a jugar un año más tarde.

El hospital Clínic, uno de los más prestigiosos de Barcelona, aseguró en un comunicado que el trasplante "se efectuó en el momento que se completaron todos los pasos previstos en la normativa legal y con las aprobaciones pertinentes".

También la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), dependiente del ministerio de Sanidad, dijo que el proceso se hizo de acorde "con la legislación vigente y los protocolos clínicos habituales" aunque anunció la apertura de una investigación del caso a raíz de la publicación del artículo.