Escucha esta nota aquí

Muchas sabemos los diferentes beneficios que nos da el utilizar mascarillas en el rostro, por lo que existen una infinidad de ellas que son de barro, arcilla, extracto de frutas, exfoliante e hidratantes, entre otras, pero ¿sabías que ‘Multimasking’ es lo último en tratamientos para esta parte del cuerpo?.

Este ritual de belleza es muy sencillo. Como su nombre indica, supone ponerte varias mascarillas a la vez, para lograr los cuidados más específicos en el menor tiempo. Cada zona de la cara tiene unas necesidades, y con la gran variedad de mascarillas que hay en el mercado, puedes cuidar tu piel para que esté perfecta. A continuación te explicamos cómo puedes practicar el multimasking.

1. La zona T. En maquillaje es la conocida zona de los brillos, donde siempre tienes que estar retocándote. En esta zona, es recomendable aplicar una mascarilla de limpieza profunda, ya que siempre suele tener más grasa. Mascarillas exfoliantes o de barro, te ayudarán a deshacerte de esos brillos. En esta zona también puedes incluir a la barbilla. A modo de cajón de sastre, la barbilla suele tender a la aparición de granitos, puntos negros, o grasa, así que puedes utilizar la misma mascarilla.

2. Debajo de los ojos. Es una de las zonas más sensibles de nuestra cara. A menudo podemos tener ojeras o bolsas, lo que afea mucho nuestro rostro y nos hace parecer cansadas o mayores. Lo mejor para esta zona, es aplicar una mascarilla oxigenadora.

3. Zona de las mejillas. Aquí se suelen acumular todo tipo de imperfecciones, desde granitos, manchas, pecas o puntos negros. Si usas una mascarilla multifuncional, acabarás con todas las impurezas de tu piel, además de hidratarla.
,

No dudes en echarle un ojo a redes como Instagram, Pinterest o Twitter, donde con el hastag #multimasking, encontrarás miles de originales formas de aplicarte la mascarilla.

No dudes en echarle un ojo a redes como Instagram, Pinterest o Twitter, donde con el hastag #multimasking, encontrarás miles de originales formas de aplicarte la mascarilla.

,

Aprovechando la oportunidad de esta nueva tendencia, te mostramos una lista de varias mascarillas que te pueden servir.

Para todo tipo de piel

Mascarilla de papaya, de una rebanada de papaya revuelve las semillas y la pulpa, posteriormente frota delicadamente sobre las líneas alrededor de los ojos y la boca, luego de 20 minutos enjuaga con agua tibia.

Mascarilla de aloe vera, mezcla media cuchara de leche de almendras con una cucharadita de azúcar morena hasta que el azúcar se disuelva, luego agrega cuatro cucharadas de jugo de aloe vera, después solo esparce sobre tu cara y déjala actuar durante 15 a 20 minutos y finalmente retírala con agua tibia.

Mascarilla de miel y vinagre de manzana, une dos cucharadas de miel con una cuarta cucharadita de vinagre de manzana, aplícala sobre la piel, luego de 20 minutos, retira con agua tibia y luego enjuaga con agua fría.

Para la piel seca

Mascarilla de guineo, glicerina y miel, utiliza un guineo bien maduro y aplástalo, luego colócale una dos cucharaditas de miel de abeja y dos cucharadas de glicerina líquida. Posteriormente colócala sobre tu rostro y déjala actuar durante 20 minutos, después lávalo con agua fría.

Mascarilla de palta y aceite de almendras, con media palta madura triturada agrega dos cucharaditas de aceite de almendras, luego solo aplícala sobre la cara, luego de 20 minutos retírala con agua tibia.

Mascarilla de aceite de coco y oliva, mezcla dos cucharadas de aceite de coco con una cucharada de aceite de oliva, esparce sobre el rostro y deja reposar por 20 minutos y lávala con agua tibia.

Para pieles cansadas

Mascarilla de avena, en una taza de agua caliente agrega un tercio de una taza de avena en hojuelas, por un momento, deja reposar y luego agrega dos cucharadas de yogurt natural sin azúcar con dos cucharadas de miel y una clara de huevo, luego mezcla y esparce sobre el rostro una capa delgada, después de 15 minutos y enjuágala con agua fría.

Mascarilla revitalizante de yogurt, une media cucharadita de jugo de naranja con una cucharada de yogurt y una cucharada de aloe vera, déjala sobre tu cara durante 20 minutos y enjuaga con agua tibia.

Mascarilla de té, prepara un extracto de té verde y colócalo dentro dos rebanadas de pepino y déjala enfriar, luego, limpia tu rostro y humedece varias bolas de algodón en la mezcla, después, coloca las bolas húmedas sobre el rostro, incluyendo los párpados, y déjalas durante 15 minutos.

Para limpiar los poros y eliminar puntos negros

Mascarilla de aceites naturales, humedece tu piel con agua tibia, luego aplica aceite mineral (aceite de bebé), por cinco minutos déjalo reposar y después masajea durante dos o tres minutos, finalmente retíralo con una toalla húmeda en agua tibia.

Para exfoliar el rostro

Mascarilla de aspirinas, deshace una aspirina y mezcla con tres cucharadas de miel, después, esparce sobre tu rostro y déjala reposar por siete minutos, luego retira con agua tibia y un paño suave mientras realizas masajes circulares y por última enjuaga con agua fría.

Mascarilla de frutillas, tritura tres frutillas medianas y mezcla con una cucharadita de yogurt, colócala sobre el rostro y deja reposar de 15 a 20 minutos, finalmente retírala con agua tibia y una toalla suave.