Escucha esta nota aquí

Bonsai, un adorable cachorro bulldog de tres meses, ha ganado popularidad en las redes sociales como Facebook y YouTube por sus trágicas circunstancias: una enfermedad congénita obligó a médicos veterinarios a amputarle la mitad de su cuerpo.

El perro fue rescatado por el refugio de animales Friends of Emma de Fort Worth, estado de Texas (Estados Unidos), donde recibe cuidados en la actualidad.

El can sufre de una inusual enfermedad llamada síndrome de regresión caudal (Bonsai es el único caso que se ha visto en animales), un deforme congénito que interrumpe el desarrollo de su espina dorsal durante el periodo fetal.

Veterinarios y médicos tuvieron que reunir fuerzas para diagnosticar al cachorro, quien ahora tiene que llevar un régimen de rehabilitación diario para aumentar la fuerza de sus músculos.

Las patas traseras atrofiados de Bonsai fueron amputadas recientemente. Sus patas delanteras presentan el síndrome de piernas "Nadador del perrito", lo que le impide estar de pie sobre sus patas delanteras correctamente.

Un video publicado en YouTube el 19 de junio presenta al can cinco días después de la amputación.

La historia de "Bonsai" ha despertado la solidaridad de varias personas, quienes ya han donado más de 8.000 dólares en una colecta virtual en Youcaring.com.

Entre tanto, la cuenta de Facebook del cachorro, en la que se comparte su estado de salud, ya supera los 22.000 me gusta.