La postulación de José Luis Exeni rompió el "consenso" en la elección de nuevos vocales del Tribunal Supremo Electoral (TSE). La bancada de Unidad Demócrata (UD) denunció que el Movimiento Al Socialismo (MAS) pretende garantizar la designación de sus candidatos.

"No se puede afirmar que hay consenso (...) El MAS, con su mayoría, aprobó la habilitación del señor Exeni y de otras personas que en el pasado han ocupado cargos mediante designación del presidente Evo Morales", afirmó Óscar Ortiz. 

Explicó que "continuarán participando en el proceso, ejerciendo la labor de fiscalización para garantizar un Tribunal independiente". Ortiz manifestó que como oposición "no tienen candidatos" y no serán parte de ningún "cuoteo" de cargos. 

"Por la actuación del señor Exeni y por otras actitudes que ha tomado en su vida personal, consideramos que él está totalmente identificado como parte del MAS", señaló el asambleísta en conferencia de prensa en el Legislativo. 

Ortiz exigió la posibilidad de "consensuar" seis nombres idóneos de personas que puedan asumir las vocalías dentro del Tribunal Electoral y atribuyó al MAS el intento de "forzar" un supuesto "consenso" para validar el proceso frente a la población. 

Durante la mañana, los presidentes de las cámaras de Diputados y del Senado, Gabriela Montaño y José Alberto Gonzáles, respectivamente, deploraron las críticas del opositor, Arturo Murillo (UD), sobre el trabajo de la Comisión Mixta de Constitución y dijeron que su trabajo continuará en busca de "consensos".

"Arturo Murillo dijo que en la Comisión Mixta de Constitución solamente se habría consensuado el Reglamento: ¡falso! Nosotros hemos mostrado a la opinión pública todos los casos, tanto en la fase de verificación de requisitos, impugnaciones y evaluación de méritos", afirmó Montaño.