Escucha esta nota aquí

Unos 40 grupos de danzarines, deleitaron al público con sus coreografías multicolores al hacer su paso anoche en el cambódromo al son de ritmos orientales en el Gran Corso Cultural 2019, organizado por la Asociación de Grupos Folclóricos de Santa Cruz (Agfocruz).

Cerca de 2.000 niños y jóvenes integrados en seis grupos infantiles, en dos de provincias y en 32 locales, se lucieron ataviados con lanzas, cruces, tipois, sombreros, cambas vestidos de blanco y otros ornamentos que representaron a las cuatro regiones del departamento.

El público disfrutó de danzas tradicionales, populares, producciones sobre etnias, mitos y leyendas, además de fantasías carnavaleras. Exhibieron sus números desde el séptimo hasta el quinto anillo liderados por la reina del Corso Cultural 2019, Paola Andrea Tórrez I.

“Nosotros ejecutamos danzas netamente regionales; promocionamos la cultura de las cuatro regiones de Santa Cruz”, manifestó José Chuvé, miembro organizador de Agfocruz.

Los grupos participaron pensando en obtener el primer lugar, pues el jurado integrado por Rubén Poma, Nino Gandarilla, Carlos Uriarte, Carlos Quiller, José Antonio Aguilar, John Torres, Elvia López y Wilber Ojeda, estuvo atento para seleccionar a los mejores y de esa forma premiarlos.

Entre los conjuntos protagonistas estuvieron Montero, Warnes, Liberarte, Luna Chaqueña, Cambas Renovados y Hamacas (infantiles); Esplendor Bolivianos, Karo Monje, Orígenes y Tradiciones, Ritmo Boliviano, Grupo 26, Nueva Esperanza, Expresión Cruceña, Pirae Porá, Encanto de mi Tierra, Impacto Cruceño, Lazos Chaqueños, Jenecherú, Cuñataí, Cambetetú, Love Dance, Hermanos Cavanis, Abdei y otros.

Una llovizna persistente no le restó brillo al espectáculo.

Hoy, el Corso Autóctono 2019

Otra fiesta cultural está marcada para esta noche, desde las 19:00, también en el cambódromo. El Gran Corso Autóctono Intercultural Autóctono 2019 que, sin ser declarado, viene a ser un patrimonio cultural del Estado, pues también respira ritmos orientales, con el aditamento de danzas vernaculares de tierra adentro, con la participación de bailarines originarios de poblaciones nativas de Santa Cruz.

Fernando Zabala, uno de los organizadores del evento, manifestó que alrededor de 80 agrupaciones darán color y algarabía a la fiesta carnavelera autóctona que lleva a cabo su novena versión.

El recorrido está marcado del sexto al quinto anillo en el cambódromo y se garantiza la presencia de fraternidades de los cinco pueblos originarios del departamento: ayoreos, yuracaré, mojeño, chiquitano y guaraní.

“Participarán los yarituses, las mamas de Guarayos, los abuelos de San José de Chiquitos y un grupo de San Antonio de Lomerío con una danza típica y muy antigua. Además, danzarán 20 grupos de ballet folclórico de las provincias”, indicó Zabala.

Seguridad para el corso grande

La Policía sostuvo ayer una reunión con la directiva de la Asociación Cruceña de Comparsas Carnavaleras (ACCC) para afinar los últimos detalles en materia de seguridad para el Gran Corso Cruceño 2019.

Se supo que la Policía desplazará 3.000 agentes para el corso y los tres días de jolgorio. En el cambódromo asegurará el perímetro con 1.000 policías en 14 vehículos grandes, 24 motos y un helicóptero, además de la vigilancia por vía área con drones.

Por su parte, la Alcaldía, la ACCC y el Ejército darán seguridad con guardias municipales, guardias privados y soldados.